C/ Arias Pinel, 31, bajo - Salamanca, 37003, (Salamanca)

923220171

La sequía provoca grandes pérdidas en Salamanca

Castilla y León es una de las comunidades más afectadas

La sequía provoca grandes pérdidas en SalamancaLa agricultura y ganadería de Castilla y León está pasando por uno de sus momentos más complicados. La sequía provoca grandes pérdidas en Salamanca. Se estima que solo en la ganadería, la falta de lluvias costará más de 40 millones de euros. El valor medio de la precipitación acumulada desde el 1 de octubre de 2018 hasta el 20 de junio de 2019 es del 30% menos que el normal en los últimos 30 años.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos se ha reclamado al Gobierno la convocatoria de la Mesa de la Sequía para analizar la situación y articular un plan de apoyo a los afectados.

Sin embargo, la reunión que sentó en la mesa a representantes de la agricultura y ganadería, de Enesa, Aemet y otros organismos que trabajan para dar soluciones a los afectados por esta situación de emergencia por escasez de lluvias no ha servido para tomar decisiones al respecto.

La UPA da una semana al Ministerio de Agricultura para rescatar los daños causados por la falta de lluvia

Desde UPA se ha manifestado la situación de emergencia y desesperación con animales sin acceso a comida o agua y dañando a un ritmo acelerado a las cosechas de cereales, leguminosas y proteaginosas.

Por este motivo, se ha exigido en un plazo de una semana medidas concretar para salvar a los damnificados. Se pide un plan de ayudas mínimas para que los ganaderos puedan hacer frente a los costes de alimentar e hidratar a sus animales, un adelanto de las subvenciones de la PAC, la revisión del índice de módulos del IRPF para hacer una rebaja fiscal y la condonación de las cuotas de la Seguridad Social, así como ayudas a la financiación y flexibilidad en las condiciones de pastoreo. Los agricultores y ganaderos, reclaman, a su vez, un reforma en el sistema de los seguros agrarios, que debe servir, también, para hacer frente a unas sequías que cada vez son más frecuentes: “El seguro cada días nos cuenta más y nos cubre menos”, defienden los agricultores y ganaderos.